sábado, 31 de diciembre de 2016

Titus (1999)

1 nominacion al Oscar.

Insufrible película que no debió haber sido adaptada al cine nunca. Ni las presencias de Hopkins o Jessica Lange pudieron salvar este bodrio de 160 minutos. El guion tan arriesgado pudo ser muy bien recibido en Teatro pero en el cine se hizo infumable, ni los refinados y poéticos diálogos pudieron ser apreciados. Nada de lo que veía el espectador era creíble, nada, y eso en el cine es un pecado. Maldita seas Julie Taymor, mancillaste el honor del gran y glorioso imperio Romano con una película tan vomitiva que hasta el mismo Shakespeare pondría el grito en el cielo al haber visto su obra destruida y hecha mierda.

viernes, 30 de diciembre de 2016

The Love Witch (2016)

Ninguna nominación al Oscar.

Magistral obra maestra que funciona como un tributo a innumerables películas de culto y estilos de cine que saca lo mejor de estas: supera los niveles de erotismo a través de la infinita belleza y el descomunal cuerpo de la protagonista Samantha Robinson (Elaine), recordándonos a Jane Fonda en Barbarella; la belleza visual y el colorido de su fotografía, un perfecto guiño al cine de Argento; y sobre todo, el terror plasmado en los mitos antiguos llenos de magia y brujería, espléndidos y hasta cierto punto desconcertantes y escalofriantes.

Anna Biller desde ya se ha ganado un lugarcillo en los anales del cine gracias a un guion original, una dirección impecable y una música notable, capaz de transportarnos a otra época, a un cuento de hadas y de terror a la vez. Me atrevo a decir que The Love Witch es de culto desde ya por todo lo mencionado anteriormente. Va a ser imposible olvidarnos de aquella brujita hermosa y maquiavélica que solo le importaba el amor.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Saul fia (2015)

1 Oscar: Mejor película de habla no inglesa

La cantidad de premios obtenidos por esta pseudo película resulta inverosímil hasta cierto punto. Aquella temática muy explotada y concurrida del holocausto nazi es el escenario pero nunca el espectador sintió una conexión ni con el protagonista, ni asco por los alemanes, ni pena por los judíos. Es una perfecta demostración de un guion vacío y frío, dirigido por un novato, con las peores tomas de la historia, porque no me van a decir que enfocar la nuca del protagonista, cual cámara go pro, es un arte, no me jodan, por favor. Toda la puta película fue enfocar la nuca y la espalda del protagonista mientras caminaba.

La categoría de mejor película de habla no inglesa de los Premios de la Academia (Oscar) mayormente son deleznables, pero esta película si un rotundo e indiscutido bodrio, un claro ejemplo de sobrevaloración. En verdad fue insufrible ver por completo esta mierda, pero tenía la esperanza que en cierto punto iba a mejorar y tornarse interesante, pero esto solo quedó en deseos.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Fantastic Beasts and Where to Find Them (2016)

2 nominaciones
1 Oscar: Mejor vestuario. 

Spin-off de la famosísima saga de Harry Potter. La inocente aventura llena de fantasía logra ser tan convincente que es capaz de atrapar hasta al público adulto. Es un gran espectáculo visual donde la magia se entremezcla con animales gigantes y fantásticos.

El elenco estuvo muy aceptable, teniendo a Eddie Redmayne (Newt) como el protagonista y Colin Farrell (Graves) como el villano. Dan Fogler (Kowalski) muy simpático en su papel cómico y Alison Sudol (Queenie) desbordando belleza y elegancia. Por cierto, pensé que Queenie era Keira Knightley pero me di con la sorpresa que no, que gran parecido entre estas chicas, es increíble.

martes, 27 de diciembre de 2016

Kong: Skull Island (2017)

1 nominacion: Mejores efectos visuales.

Visualmente hermosa e impactante. Jordan Vogt-Roberts en cada toma, en cada escena nos cuenta una historia. Es sin duda una perfecta demostración de una dirección excelente que aprovecha fama del gran Kong y nos regala un perfecto blockbuster. 

Dentro de su género (fantástico y aventuras) es sobresaliente y decir lo contrario sería ser mezquino. Esta película lo tiene todo: muchas escenas de acción muy convincentes y hasta en algunos casos un poco gore, momentos cómicos gracias a disparatados diálogos que logran convertir la tensión en algo más esperanzador y sobre todo los típicos personajes (la rubia tetona, el mercenario guapo, los soldados, los científicos y las amenazas en forma de animales o monstruos). 

Quizá el gran acierto de los guionistas fue en no darle mucho énfasis a la relación de Kong con la rubia (Brie Larson) y solo mostrarnos un par de encuentros fugaces entre estos pero sin ninguna estúpida relación amorosa. En vez de eso se centraron muy bien en la valentía e importancia del mamífero protagonista y en su lucha por la supervivencia y dominio del territorio.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Terminator Salvation: The Future Begins (Terminator 4) (2009)

Ninguna nominación al Oscar.

Aunque es infinitamente inferior a las dos primeras entregas, incluso peor que la tercera, resulta ligeramente interesante ya que nos muestra el origen de todo lo ya conocido para todo aquel buen cinéfilo que conoció a John y Sarah Connor, además del increíble T-800 o más conocido Terminator. Por otra parte, a pesar que el director abusó de las secuencias de acción, estas escenas resultaron entretenidas. 

Lo que si no tolero es que no hayan seguido con los mismos actores de la entrega anterior, ¿por qué rayos cambiaron a Nick Stahl por Christian Bale y Claire Danes por Bryce Dallas Howard? Dichos actores no se parecen absolutamente en nada, parecía que fueran dos películas distintas. Si la razón era porque son mejores actores que los anteriores, fallaron rotundamente ya que fueron opacados por Sam Worthington (Marcus Wright), el único personaje que tuvo una evolución.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Back to the Future. Part III (1990)

Ninguna nominación al Oscar.

No digo que la película sea mala; al contrario, es muy entretenida, pero no es muy agradable ver la misma fórmula en todas las entregas: Marty McFly (Michael J. Fox) huyendo y peleando contra Bullys, alguna relación amorosa entre los personajes y sobretodo la presencia de Lea Thompson que por cierto en esta entrega no debió haber estado, ¿por qué?, aquí hace de un ancestro McFly, ¿cómo carajo puede ser posible? ¿Acaso no había dinero para darle el papel a otra actriz o es el fetiche del director?

Particularmente considero que era suficiente con la primera entrega que fue un punto y aparte en las películas de Ciencia Ficción y Comedia, una verdadera obra maestra. Ya la segunda y tercera parte en realidad es para fanáticos de la saga. Por cierto, aquí el Doc (Christopher Lloyd) y Marty le dicen adiós a la saga y a sus innumerables seguidores, sí, en un final feliz.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Fences (2016)

4 Nominaciones.
1 Oscar: Mejor actriz de reparto (Viola Davis)

Lo que al principio es un aparente conjunto de soporíferas e insufribles conversaciones tan triviales, se vuelve interesante gracias a las perfectas actuaciones de los protagonistas. Aunque esta película está muy lejos de ser mi favorita, ha logrado causarme emociones y eso demuestra que su visionado merece la pena. 

Denzel Washington nos trata de mostrar aquellas barreras (Fences) que tiene el ser humano, nos habla sobre los miedos propios, sobre las limitaciones que uno se pone, sobre el triste modo de ver la vida de algunas personas, sobre la infelicidad humana de querer lo que uno no tiene y no valorar lo que si tienes. Fences además y sobretodo trata sobre el perdón, el perdón puro y sincero, el perdón que todo ser humano merece. ¿Odiar a alguien por serte infiel, por haber sido un mal padre, por no ver la vida como lo haces tú, por no haberte brindado cariño y en vez de eso solo haberte dado cosas materiales? ¿Pero acaso puedes cambiar y olvidar aquellos buenos momentos que pasaste con esa persona y de decir que todo lo que eres ahora se lo debes de algún modo? Luego de ver esta película me da ganas de hablar y hasta abrazar a mi papá, a pesar de nuestras irreconciliables diferencias. 

Para finalizar, Viola Davis en uno de los monólogos más potentes e inolvidables de la historia del cine hace callar la boca a todo aquel mal intencionado que creyó que ganó el premio Oscar solo porque la academia se quiso congraciar con todos aquellos actores de “minorías raciales” mediante una ridícula e infantil protesta en contra de Trump. Menuda actuación, ¡carajo! Y pensar que ese mismo año trabajó en Suicide Squad…

viernes, 23 de diciembre de 2016

Beneath the Planet of the Apes (1970)

Ninguna nominación al Oscar.

Innecesaria secuela de la obra maestra Planet of the Apes, esta vez dejando de lado al gran Charlton Heston para dejar como protagonista a James Franciscus. Esta secuela prácticamente es una mala copia de su antecesora, salvo el final que fue diferente y quizá lo mejor. La clásica saga de Ciencia Ficción se convierte en terror en estado puro al mostrarnos aquellos seres indescifrables que usaban mascaras de humanos y le rezaban a una bomba nuclear, inesperadamente y jodidamente demencial. ¿Quién se iba a esperar tremenda pastrulada? Nadie, quizá esa locura salvó la película de un fracaso rotundo y le dio cierta identidad.

jueves, 22 de diciembre de 2016

Lion (2016)

6 nominaciones al Oscar.

Las imperfectas tomas de Garth Davis –el personaje principal nunca estaba en medio de la pantalla, siempre salía al costado o su cuerpo estaba entre cortado– recrearon muy bien aquellos momentos inolvidables del protagonista, sumergiéndonos en una serie de recuerdos, aunque llenos de pobreza, muy felices y lleno de paz para un niño.

La película tiene dos partes muy bien marcadas: una primera parte magistral llena de emociones, donde el espectador congeniará rápidamente con el niño perdido, se sentirá extrañado por las calles de la India llenas de mierda (no solo por la contaminación si no por el actuar de sus pobladores); y por otra parte, una segunda parte más convencional, melodrama en estado puro en donde Dev Patel y Nicole Kidman se apoderan de la trama y nos deslumbran con excelentes actuaciones. 

Más que una historia de adopción y búsqueda de las raíces familiares, esta película es una gran reflexión sobre la vida misma. Habiendo tanta miseria y sufrimiento en el mundo: gente sin nadie en el mundo, escapando del abuso, sin comida, sin una cama, sin esperanzas y uno deprimiéndose por cosas triviales, realmente uno logra comprender que tus propios problemas no son nada en comparación a los de otras personas. Y por otro lado, una verdadera demostración que la familia no solo es biológica si no también aquellas personas que logran que seas parte de su vida y te crían como uno de ellos.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Logan (2017)

1 nominación al Oscar: Mejor guion adaptado.

La publicidad agresiva que se veía dando repentinamente en el verano del 2017 a través de las redes sociales, generaban mucha expectativa para todo aquel fan de Wolverine y de los que como yo no somos fans pero nos encanta el buen cine. Títulos como la mejor película de Marvel y una película sumamente sólida y llena de sentimientos se veían en cada post de Facebook.

Lejos de encontrarme con eso me topé con una realidad sumamente distinta y se los explicaré a continuación: Antes que nada, Logan no es ni de lejos la mejor película de Marvel, es inaudito decir eso después de la existencia de X-Men: First Class y X-Men: Days of Future Past. Si bien cierto que es mejor que ese bodrio llamado X-Men Origins: Wolverine, no es la mejor de Marvel ni a balas. Segundo, la película no me causó ninguna emoción ni me llenó de sentimientos, fue una película normalona, esas de domingo por la tarde. Es más, en el cine muchos de los espectadores se rieron del final (no diré quién muere pero es obvio), ahí fue cuando reflexioné sobre el nivel de insensibilidad del ser humano, pero eso ya es otro tema. 

Con respecto a las escenas de acción muy decentes y siempre es agradable ver a Patrick Stewart (Charles Xavier) y Hugh Jackman (Logan). Eso sí, mención aparte a la pequeña Dafne Keen (Laura), pero qué calidad para personificar. Espero saber mucho de esa niña en el futuro y verla en distintos papeles ya que calidad le sobra y mucho.

martes, 20 de diciembre de 2016

Black Mirror: Hated in the Nation (TV) (2016)

La larga duración de Hated in the Nation pasa totalmente desapercibida gracias a una perfecta combinación de Thriller y Ciencia Ficción de la mano de un soberbio James Hawes. Este episodio de cierre de temporada es casi una película y un perfecto regalo para los fanáticos de The National Anthem.

Es sin duda una de las críticas más ácidas y mejores elaborados, en contra de la tecnología, de todo Black Mirror. Aquí se toca diversos temas como el abuso del gobierno en violar leyes y derechos constitucionales (espiar a su población), lo peligroso que puede ser la tecnología en las manos de un desquiciado (el afán de búsqueda de justicia) y cuan dañino puede ser un ser humano (desear de alguna u otra manera la muerte de otra persona). 

En cuestión de detalles cinematográficos es maravillosa, especialmente el elenco donde resalta Faye Marsay (The Waif en Game of Thrones) y en cuestión de mensajes y reflexión es uno de los más sólidos y representativos de la serie Británica.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Black Mirror: San Junipero (TV) (2016)

Potente ejercicio de reflexión sobre cuestiones existenciales, especialmente la vida después de la muerte. ¿Si la tecnología pudiera llevar el concepto del paraíso a la realidad? ¿Sería justo? ¿En verdad sería un paraíso o aquellas aparentes cosas de ensueño e inefables terminarían siendo un suplicio y un infierno de por vida? 

Este episodio nos cuenta sobre un pueblo llamado San Junipero, un sitio creado por un software, un sitio en donde puedes vivir eternamente o cuando quieras y con la posibilidad de irte a la época que deseas. Fabuloso en verdad como nos mostraban las épocas que vivían gracias a la música y el cine. 

Lejos de la relación amorosa de la pareja protagonista y siguiendo el análisis, este episodio me hizo recordar a uno en especial de la famosa serie The Twilight Zone en donde un delincuente muere y llega a un mundo en donde todo era felicidad para él, podía acostarse con quien quiera, podía ganar todos los juegos de apuesta y podía salir victorioso de los asaltos a bancos, pero todo lo que era conocido como felicidad para él terminó siendo un eterno suplicio, un aburrimiento eterno y por ende comprendió que en verdad era su infierno personal. 

Realmente es una historia para pensar. Suponiendo que el concepto religioso del paraíso e infierno sería una falacia y solo existiría un vacío, una eterna nada y habría la posibilidad de vivir en un mundo “feliz”. ¿Acaso ese mundo feliz no terminaría en sobrepoblación ya que los que lleguen no podrán morir jamás y ese mundo lleno de personas distintas no terminaría siendo un mundo como el nuestro? ¿El ser humano podría cambiar su naturaleza y evitar todo el concepto negativo y problemático que lo caracteriza? ¿Habría un mundo feliz de verdad?

domingo, 18 de diciembre de 2016

Black Mirror: Men Against Fire (TV) (2016)

Quizá es el episodio más repulsivo de Black Mirror, hasta ahora. Más que una crítica a la tecnología, es una crítica al ser humano y su afán de conseguir sus objetivos, a costa de la vida de seres de su misma especie.

Perfecta la parte en que se habla de la historia de la guerra y como en las dos primera guerras mundiales había cierto pudor en matar pero en la guerra contra Vietnam utilizaron algunos métodos pocos ortodoxos para que los soldados decidan matar a sus semejantes.

Me hizo recordar a dos películas de guerra en especial, primero Apocalypse Now, el secreto de ganar una guerra es matar sin moralismo y sin juzgar (No tiene derecho a llamarme asesino, tiene derecho a matarme. Tiene derecho a hacerlo, pero no tiene ningún derecho a juzgarme) y Jacob’s Ladder donde el gobierno drogaba a los soldados y los ponían más agresivos, cual máquinas de matar fuesen.

¿Y si el gobierno tuviera la tecnología de implantar chips a los soldados y convertirlos prácticamente en sus esclavos, haciendo que estos en vez de ver a sus enemigos como personas los viesen como monstruos o demonios? ¿Acaso esto sería justo? ¿Sería ético? ¿Alguien tiene el derecho a matar? ¿Alguien tiene el derecho de jugar con tu mente y someterte a que cumplas sus órdenes? 

Todo esto no está nada lejos de la realidad ya que si en verdad hubiera ese tipo de tecnología los países más poderosos harían uso de ello, sin dudar y a la mierda los derechos humanos. Aunque las secuencias de acción no fueron nada del otro mundo y nada vistosas, este episodio cumple con su objetivo.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Black Mirror: Shut Up and Dance (TV) (2016)

Para los que no entendieron el episodio, Shut up and dance critica los peligros que pueden existir en internet (de alguna u otra manera es una crítica a la tecnología). Vemos cómo podemos ser víctimas de extorciones por parte de inescrupulosos desconocidos que te observan a través de la cámara web de la laptop. El caso de pornografía infantil y sexo con menores de edad es solo un tema secundario y medio para que se desarrolle la historia.

Realmente este episodio es intenso y hasta puede hacer sudar frío al espectador. De nuevo la Ciencia ficción desaparece y es reemplazado por un Thriller genial, con gran pulso de James Watkins, haciéndonos recordar a su opera prima, Eden Lake. Para finalizar, estupenda actuación de Jerome Flynn (Bronn en Game Of Thrones).

viernes, 16 de diciembre de 2016

Black Mirror: Playtest (TV) (2016)

Insano, demencial, soberbio, la puta madre, no tengo palabras para describir este episodio. El terror es llevado a otro nivel con Playtest, de lejos es el capítulo más aterrador en toda la existencia de Black Mirror y en verdad no tiene nada que envidiarle a cualquier película de culto en el género.

La característica sátira de la serie en contra de la tecnología es convertida en terror en estado puro. El guion es bárbaro y la dirección del desconocido Dan Trachtenberg mejor aún, lo mejor de todo es que logró que el espectador se ponga en el lugar del protagonista y viva sus miedos. Es una pesadilla tras pesadilla, aquella que jamás quisiéramos tener y si la tenemos quisiéramos despertar de una puta vez. 

El tema principal sin duda es la falta de ética y valores por parte de las grandes compañías al realizar experimentos utilizando a seres humanos como conejillos de india. Si han leído alguna vez de los nazis y como estos experimentaban con prisioneros haciéndoles las cosas más terribles e inimaginables posibles, bueno, en el hipotético futuro planteado esto sería completamente legal luego de haber firmado tu muerte o más bien dicho: el contrato.

jueves, 15 de diciembre de 2016

Black Mirror: Nosedive (TV) (2016)

Lo que resulta más aterrador de todo es que Nosedive no está nada lejos de la realidad. Es una sólida y bien elaborada crítica a la falsedad del internet: personas haciendo lo que sea por puntuaciones (actualmente serían likes), mostrando cosas bonitas o cosas que demuestran su aparente éxito y felicidad, personas completamente hipócritas e interesadas. Simplemente una burbuja creada por cada persona para sentirse felices y aceptados por la sociedad.

Hicieron muy bien en elegir a Joe Wright para que sea el director del primer episodio de la tercera temporada. Y es que su trabajo se vio reflejado en todo, los planos estuvieron excelentes, mostrándote un aparente paraíso al comienzo y luego cambiándolo a una tétrica realidad que no tiene nada que envidiarle al infierno. La fotografía también estuvo maravillosa con una iluminación precisa. Y para finalizar es necesario mencionar el genial performance de Bryce Dallas Howard (Lacie), impecable.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Jay and Silent Bob Strike Back (2001)

Ninguna nominación al Oscar.

Sin lugar a dudas es la película más incorrecta en toda la filmografía de Kevin Smith, incluso más que Clerks. Esta vez Silent Bob y Jay (Jason Mewes) regresan recargados para burlarse no solo de la industria de Hollywood y todas sus estrellas, sino también para criticar al internet y su anonimato. 

Esta película es una pequeña obra maestra llena de diálogos groseros y referencias a películas clásicas (E.T, Cruel intentions, Star Wars, Scream y otras más que no me acuerdo). Por otra parte, fue un éxito ver a tantos genios de Hollywood juntos (Gus Van Sant, Wes Craven, Mark Hamill, Carrie Fisher) y a parte del elenco que siempre aparecen en su variada filmografía (Ben Affleck, Matt Damon, Joey Lauren Adams, Jason Lee y Scott Mosier).

martes, 13 de diciembre de 2016

The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring (2001)

13 nominaciones.
4 Oscars: Mejor fotografía, Mejor banda sonora, Mejor maquillaje y Mejores efectos visuales.

Peter Jackson reafirmó su madurez y evolución como director, al dejar de hacer películas de bajo presupuesto (Braindead y Bad Taste) y enfocarse en algo más ambicioso: adaptar una de las novelas de Fantasía Medieval más exitosas (The Lord of the Rings). Y es que no es tan solo una trilogía (porque en realidad son dos trilogías) si no una saga completa que marcó un hito en la historia del cine y vio crecer a una generación entera.

Su grandeza no es un mito sino una realidad. Desde el primer minuto el espectador queda enganchado con la película gracias a un guion estupendo y unas actuaciones formidables donde el elenco, que contaba con estrellas de Hollywood, demostró su valor. Los convincentes efectos visuales y la hermosa fotografía también fueron detalles que redondearon el resultado final lleno de calidad. Su extensa duración de 180 minutos quedó a un segundo plano gracias al perfecto ritmo de la película y lo entretenido que resulta cada escena.

lunes, 12 de diciembre de 2016

La La Land (2016)

14 nominaciones.
6 Oscars: Mejor director (Damien Chazelle), Mejor actriz principal (Emma Stone), Mejor fotografía, Mejor banda sonora, Mejor canción y Mejor diseño de producción.

La La Land es una experiencia sin igual, es un gran escape de la realidad y un medio para transportarse a un mundo mágico. Es una inexorable odisea cargada de emociones que harán que el espectador ría, llore, sueñe y reflexione a través de las maravillosas melodías que suenan en cada canción.

Es una perfecta alternativa para todo aquel que goza del cine y de visionado obligatorio para todo aquel que odie los musicales. Realmente desde Moulin Rouge no he visto un musical tan espectacular e impecable en todas sus líneas. 

Aunque el comienzo fue quizá un poco excesivo fue necesario para contarnos la historia de aquella pareja de fracasados que luego de travesías logran alcanzar sus sueños. Emma Stone y Ryan Gosling estuvieron fabulosos. No había sentido tanta química en una pareja en una película desde Titanic. Y sí, ellos fueron los responsables del éxito de esta obra maestra en cada canción y en cada baile, en cada gesto y en cada palabra.

Nunca pensé que me iba a gustar tanto pero cuando hay calidad es injusto no caerse rendido y apreciarlo. Un punto y aparte el conjunto de referencias a películas clásicas y de culto como Singin’ in the rain, Shall we dance y Moulin Rouge, solo para citar algunas. Infinitas gracias, Damien Chazelle, te has ganado un pequeño lugarcillo en la historia del cine.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Fifty Shades Darker (2017)

Nunca podré olvidar aquella vez que fui al cine a ver esta pseudo película y comprendí –al escuchar los suspiros y gritos de emoción y excitación luego de la pedida de mano de Grey (Jamie Dornan) a Anastasia (Dakota Johnson)– que esta saga está hecha exclusivamente para féminas de 16 a 25 años. 

En realidad está película es menos oscura que su predecesora. El repentino cambio del protagonista y su empalagosa relación con su sumisa es soporífera. La película, en conclusión, es un conjunto de mini escenas de sexo en donde máximo solo se muestran los senos de la sumisa. El guion aquí parece no existir y al parecer a sus seguidoras esto les importa un carajo. Me temo que este bodrio se convierta en una saga de culto. Esta película no sirve ni para la excitación ya que es más económico y eficiente irse a una web pornográfica y auto complacerte. En cuestión de “arte”, mis pelotas, mil veces más transgresora y explícita está Nymphomaniac (Sí, ambos volúmenes). 

Debo confesar que la primera entrega sí me agradó ya que sobrepasó mis expectativas, pensaba toparme con una mierda entera y sin sentido como dijeron los críticos especialistas pero me llevé una grata sorpresa, al encontrar una versión pulida de Secretary, donde los detalles estaban más pensados y creíbles. Aquí las sumisas no podían denunciar al tal Grey (Sí, en ambas películas el protagonista tiene el mismo nombre y apellido, qué descarados, ¿no?) ya que ellas antes tenían que firmar un contrato con muchas clausulas. En cambio, en Secretary, a pesar que Grey era un abogado se le escapó este gran detalle y por otra parte, la sumisa se mostró complaciente desde el principio, muy ajeno a lo que pasaría en la realidad. 

Realmente perdí la fe en los éxitos en taquilla, mayormente son basuras y esta es un claro ejemplo. Luego de ver esta bazofia mis ganas de saber cómo acaba esta saga (falta la tercera entrega y final) han dejado de existir. Ni la presencia de Kim Basinger –aquella rubia que nos deleitó con sus pasitos llenos de sensualidad en 9 1/2 weeks– pudo salvar esta cagada. Su visionado no se lo recomiendo a nadie, advertidos están, cultos lectores.

sábado, 10 de diciembre de 2016

Nocturnal Animals (2016)

1 nominación al Oscar.

Tom Ford ávidamente logra sumergir al espectador en un thriller oscuro y confundirlo gracias a una mezcla de escenas aparentemente con gran conexión entre ellas que en realidad son dos historias totalmente distintas. 

La ficción llega a resultar mucho más interesante que la vida misma, a pesar de los bienes materiales, la posición social y el aparente éxito. Y eso la protagonista, Susan (Amy Adams), logra entender al leer el libro escrito por su ex esposo (Jake Gyllenhaal), un libro con el mismo título de la película. 

Aunque los créditos iniciales eran un conjunto de escenas pretenciosas y los primeros minutos parecían ser sacados de películas de culto de explotation (Tipo I Spit on Your Grave o The Last House on the Left), la historia toma personalidad propia y se logra distinguir de cualquier otra, gracias a la perfecta construcción de un ambiente de intriga que es ayudado no solo por el director sino también por su fabuloso elenco. 

Aparte de comparar hábilmente la ficción con la realidad, la película aborda temas secundarios como lo absurdo y grotesco que resulta ser el arte, la vida vacía de la burguesía y la infelicidad que se respira en las elegantes reuniones y sobretodo el peligro que puede ocurrir en un día normal en las desérticas autopistas de Estados Unidos, un lugar tan peligroso si es que te topas con un grupo de desquiciados, una experiencia que no debe ser deseada ni a tu peor enemigo.

viernes, 9 de diciembre de 2016

The United States of Leland (2003)

Ninguna nominación al Oscar.

Cine independiente en su máxima expresión. Aunque la película es sumamente entretenida y posee uno de los mejores diálogos que he oído y visto, al final resulta agridulce y hasta frío. Salvo por Kevin Spacey (Albert T. Fitzgerald), el elenco está infestado de grandes futuras estrellas para ese tiempo: Ryan Gosling (Leland P. Fitzgerald), Jena Malone (Becky Pollard) y Michelle Williams (Julie Pollard). 

La película nunca profundiza los problemas de cada personaje, nunca, solo nos dan pequeños rasgos: el padre que nunca vio a su hijo, el hijo que tiene problemas existenciales, la novia infiel y drogadicta, el novio obsesivo y lleno de ideales. Quizá ese punto es el más flaco de todos, no llega a ser un drama convincente y que te llame la atención para recordarte la película toda tu vida, salvo los poéticos y maravillosos diálogos: “Ya no tenía aquella electricidad en los ojos. Empecé a pensar que a lo mejor no la tenía porque ya no existía. Sus ojos seguían reflejando algo, lo que ahora era la tristeza. A partir de entonces empecé a ver la tristeza en todas partes, cada cara era diferente pero en el fondo igual. Veía la tristeza en cada uno de los rostros, sentía que se me partía el corazón una y otra vez y cada vez como la primera.”

jueves, 8 de diciembre de 2016

Bring Me the Head of Alfredo Garcia (1974)

Ninguna nominación al Oscar.

Singular road movie de bajo presupuesto coproducido por norteamericanos y mexicanos. Aquí nos cuentan la historia de un rico hacendado que al descubrir quien embarazó a su hija (menor de edad) decide pedir una recompensa por su cabeza. Lo comentado anteriormente está dedicado para todo aquel que no leyó el título de la película o del que no le quedó claro en qué consistía. 

Su ritmo es dispar como la mayoría de los road movies, mientras que tuvo un comienzo muy interesante y crucial para la historia y además un final digno de antihéroes sedientos de venganza y que no les importa nada el dinero (el principal motivo que lo llevó a tremenda aventura), hay muchas escenas que no debieron ser filmadas, demasiado relleno en el guion. 

Esta película se hizo muy famosa por la escena del bar en que una prostituta mexicana acosa a un criminal norteamericano, agarrándole la pierna, y este reacciona mal propinándole un terrible golpe que la dejó desmayada. 

Su visionado es casi obligatorio para todo aquel que goza del buen cine, ya sea para quedar deslumbrados por el impecable performace de Warren Oates (Bennie) o por verle las tetas a Isela Vega (Elita).

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Kill Bill: Volume 2 (2004)

Ninguna nominación al Oscar.

Este volumen II sin ser tan espectacular visualmente hablando o sin contener una serie de referencias de otras películas (de culto) como su antecesora, sigue siendo entretenida y de visión obligatoria para todo aquel que llegó a conocer a aquella rubia experta en artes marciales y llena de venganza interpretada por Uma Thurman. Y es que aquí se llega a conocer no solo su nombre sino también al famoso Bill y la razón por el asesinato fallido de la protagonista. 

Esta secuela logra ser más seria teniendo un ritmo muy equilibrado (salvo algunos minutos que quedaron en el olvido). El comienzo es brillante y la parte final logra unir ambos volúmenes a la perfección, cual rompecabezas fuese. Quentin Tarantino aunque dejó de lado sus características escenas violentas llenas de sangre logró que su actor preferido, Samuel L. Jackson, haga un cameo.

martes, 6 de diciembre de 2016

Gladiator (2000)

12 nominaciones.
5 Oscars: Mejor Película, Mejor actor (Russell Crowe), Mejor vestuario, Mejor sonido y Mejores efectos visuales

Épico con letras mayúsculas. Ridley Scott trae de vuelta las épocas doradas de Wollywood a través de una historia jamás contada (cinematográficamente) del gran imperio romano. Somos testigos de cómo un general romano es convertido en esclavo y posteriormente en gladiador. Russell Crowe, en el papel de su vida, es el protagonista de esta maravilla y deslumbra con su actuación de inicio a fin; mientras que Joaquin Phoenix brilla como villano interpretando a Commodus, uno de los Cesar más tiranos. 

Realmente impecable en cuestión de detalles cinematográficos: el ritmo estuvo brutal haciendo olvidar su extensa duración, los 150 minutos ni se sintieron gracias a lo entretenido que resultaba visualmente; el guion estuvo notable y la dirección a la altura; el elenco estuvo bárbaro; la fotografía y los efectos visuales y sonoros, sobresalientes. En verdad, esta obra maestra es inmejorable.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Don't Breathe (2016)

Ninguna nominación al Oscar.

Sin lugar a dudas es uno de los thrillers más retorcidos, enfermizos y hasta depravados que he visto en mi puta vida. Esta mierda es maldad pura y contiene todos los pecados necesarios para demostrarlo: asesinatos, robos, avaricia y codicia. 

Lo que al principio aparenta ser una película del montón acerca de crímenes (adolescentes que roban casas y se encuentran con un psicópata y pasan a ser víctimas), se torna en algo jodidamente repulsivo cuando se descubre la verdad. El concepto de justicia es llevado a otros niveles gracias a la mente del viejo psicópata y no solo asquea a los teens malcriados sino también al espectador. 

Excelente trabajo por parte del elenco, especialmente Jane Levy (Rocky) y sobretodo Stephen Lang (The Blind Man). Por otra parte, soberbio Fede Álvarez, creo que no soy el único que quiere saber algo nuevo de él sino todos los que hemos visto esta maravilla.

domingo, 4 de diciembre de 2016

John Wick (2014)

Ninguna nominación al Oscar.

Un verdadero espectáculo de acción que explota de la mejor manera sus características: criminales por montón, las mejores escenas de lucha (las coreografías estuvieron impecables) y hartos disparos. Realmente Keanu Reeves más que hacerme recordar a su personaje de Matrix me hizo recordar a Min-sik Choi (Oldboy), lleno de determinación y deseos de venganza, ¡espectacular! Por otra parte, notables Alfie Allen (Iosef Tarasov) y Willem Dafoe (Marcus).

Es una verdadera delicia para los amantes del género y una excelente opción para todo aquel cinéfilo que goza del buen cine. El dúo conformado por David Leitch y Chad Stahelski se lució de principio a fin gracias a un excelente trabajo. A pesar que es una película medianamente nueva (2014) se ha ganado rápidamente la etiqueta de culto y sobran los motivos para eso siendo sincero. No es por nada pero es de lo mejorcito de este nuevo milenio.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Passengers (2016)

2 nominaciones al Oscar.

Su visionado es una experiencia sin igual, una odisea no solo en el espacio exterior sino también en la conciencia humana, un conjunto de dilemas morales que afrontar un ser humano luego de pasar por situaciones extremas y angustiantes. ¿El fin justifica los medios? ¿Condenar a otra persona de un futuro prometedor solo por tu egoísmo de evitar la soledad? 

Morten Tyldum no defrauda para nada y esta vez nos sumerge en un idílico relato de ciencia ficción que hace recordar a la película de culto Titanic, pero en vez del mar el obstáculo es el universo. La química entre Chris Patt y Jennifer Lawrence fue innegable, pero es innegable también que esta última fue superior a su contraparte. De algún u otro modo le quedó un poco grande el papel a Chris, en algunos momentos se mostró muy plano.

viernes, 2 de diciembre de 2016

Arrival (2016)

8 nominaciones.
1 Oscar: Mejores efectos sonoros.

Interesante película de Ciencia Ficción basada en la novela corta Story of your Life. La película cuenta con muchos detalles cinematográficos para rescatar: efectos especiales y sonoros a la altura, una Amy Adams como protagonista muy convincente, un excelente trabajo de dirección por parte de Denis Villeneuve y sobretodo un guion notable. 

El tema principal que se aborda es el contacto con los extraterrestres, más allá de la llegada de estos, y sus consecuencias. No le dan tanto énfasis al terror de las personas “de a pie”: violencia (muertes y asesinatos), descontrol (irrespeto a la ley, especialmente saqueos por montón) y fanatismo (falsos profetas y la creencia del fin del mundo); si no se centran en mostrar el desconcierto de los grupos políticos y militares y cómo reaccionarían luego de este suceso.

(Aquí viene el spoiler… si no han visto la película pueden abandonar esta pseudo crítica) Para los que no entendieron o no les quedó claro lo que vieron. Estos extraterrestres con figura de pulpos quisieron probar a la humanidad y demostrarnos que debemos estar unidos y trabajar juntos como especie, es por eso que se situaron en muchos lugares y lanzaron adivinanzas. Y sobre todo, demostrarnos que el tiempo puede ser percibido de otra manera y que podemos ver el futuro. Es cierto que es un poco complejo pero déjenme confesarles que vale cada minuto de visionado.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Jackie (2016)

3 nominaciones al Oscar.

Innecesaria película. Biopic de la esposa de Kennedy interpretada por una Natalie Portman muy correcta. Siendo sincero Jackie no tuvo ninguna relevancia ni en la historia de Estados Unidos ni mucho menos del mundo. El afán del chileno Larraín por mostrarla como una mujer modelo y llena de dignidad no es proporcional a lo que transluce el personaje de Portman: una mujer superficial con sus trajecitos de sastre y su gran afán de ser el foco de la atención, ¿hacer una procesión a pesar que atraviesan una situación difícil, hasta “terrorista” y sus hijos o hasta ella misma pueden ser asesinados de un balazo así como el presidente?, de eso nada importa, las pelotas, lo único que importa es figurar y mostrarse como una reina y que sea vista por la plebe. Por otro lado, ¿por qué no mostraron su aparente problema matrimonial donde era muy sabido las infidelidades de su esposo con la popular Marilyn Monroe? Muy aparte de los rumores que señalaban que ella también tenía sus aventurillas y hasta folló con familiares de su esposo y también con Marlon Brandon.

Con respecto a los detalles cinematográficos, lo mejor de todo fue esa melodía que sonó al principio donde se veía a Natalie Portman caminando desconcertada, una música que inspiraba muchos sentimientos, magnifica. La fotografía estuvo de lujo, volviendo el color a blanco y negro. La dirección estuvo decente y los diálogos un poco soporíferos, ¿Camelot, a quien diablos le importa Camelot? La gente quería saber por qué mataron al presidente, quienes fueron los responsables, no verle la carita de trolaza a la vieja esa.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Rome (TV Series) (2005 - 2007)

2007: Premios Emmy: 3 premios técnicos. 7 nominaciones
2006: Premios Emmy: 4 premios técnicos. 8 nominaciones

Sin lugar a dudas, Rome es una de las mejores series producida por HBO, injustamente muy poca conocida hasta el día de hoy y que fue un fracaso en su tiempo, solo duró dos temporadas. Es necesario mencionar que el boom de las series inició unos años más tarde con Breaking Bad y la soporífera The Walking Dead, ambas producidas por la competencia. Con respecto a HBO, la primera serie que logra grandes niveles de audiencia fue la muy querida Game of Thrones, que hasta el día de hoy sigue vigente y faltan dos pequeñas temporadas para su finalización.

Dejemos hablar de otras series y centrémonos en Rome. En cuestión de dirección es impecable, gracias al trio John Milius, William Macdonald y Bruno Heller. La fotografía es hermosa y los efectos especiales y sonoros estuvieron a la altura. Pero los grandes pilares de esta maravilla es su elenco y su guion, sí un guion adaptado, respetando la historia de una de las civilizaciones e imperios más importantes de la historia, claro, con pequeñas modificaciones. Si bien es cierto los personajes principales fueron el gran Julio Cesar (Ciarán Hinds), Octavio (Max Pirkis), Marco Antonio (James Purefoy) y Cleopatra (Lyndsey Marshal); hubieron dos personajes que les robaron el show: Titus Pullo (Ray Stevenson) y Lucius Voreno (Kevin McKidd), ambos personajes ficticios, si bien es cierto hacen referencia a dos de los mejores soldados de Roma y comandados por Julio Cesar, de ellos no se sabe nada más que de su valentía y grandes dotes para la batalla, en ningún escrito fueron mencionados que tuvieron tanta pero tanta relevancia en la historia de Roma, aparte de las batalla en Galia. 

Lo que no entiendo es por qué no se le dio la importancia debida a Cleopatra, siendo que estuvo con Julio Cesar (este pasó muchos años junto a ella y los romanos pensaban que él ya no iba a volver, en la serie solo se la folla y regresa al poco tiempo) y luego con Marco Antonio (que históricamente ambos estaban perdidamente enamorados, en cambio, esta Cleopatra nunca dejó de ser una perra convenida); por otro lado tampoco le toman importancia a su llegada a Roma, que fue algo súper pomposo, aquí pasó desapercibido y por último, Cleopatra era rubia ya que era griega (muy bien hicieron en la película que escogieron a Liz Taylor), aquí escogieron a una actriz con grandes rasgos egipcios, sin mencionar que no era nada atractiva y sensual como pintan a Cleopatra en todos lados.

De todas maneras, cada episodio es una delicia sin igual, lleno de engaños como de ambición por el poder, un poco de sexo y muchas escenas bélicas. Una excelente forma de aprender de un poco de historia y conocer eventos tan memorables en la historia de la humanidad. Un viaje recomendable por el pasado.

martes, 29 de noviembre de 2016

Hacksaw Ridge (2016)

6 nominaciones.
2 Oscars: Mejor montaje y Mejor sonido.

Mel Gibson lejos de contarnos una simple película de guerra o falso patriotismo, nos muestra un rayo de humanidad en medio de un inimaginable y aborrecible infierno. Lejos también del tema de la religión, el protagonista busca hacer el bien y seguir sus ideales, demostrando valentía y firmeza, siempre predispuesto a ayudar al prójimo. En verdad un verdadero ejemplo de convicción y coherencia, demostrando que no todo es hipocresía y seguimiento de rituales y costumbres. Y así el gran Doss (Andrew Garfield) decide ir a la guerra y no a matar gente, sino todo lo contrario, a salvarlos, no solo curándolos si no también arriesgando su propia vida en beneficio de los demás. 

Uno de los mejores Biopics de alguien no conocido (director de cine, actor, músico u otro artista) en la historia del cine. Aunque al principio parecía el comienzo de Big Fish -un ambiente lleno de paz- todo cambia radicalmente y el espectador se sumerge en una carnicería sin tregua, en lo más brutal que se ha podido ver. Los efectos visuales y sonoros fueron increíbles, maravillosos, los mejores que se ha visto en una película bélica, de lejos. Una experiencia sin igual.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Silence (2016)

1 nominación al Osar.

Hasta ahora no puedo creer que este bodrio haya sido dirigido por Scorsese. Silence es jodidamente infumable. El espectador aquí logra entender lo que significa “Agonía” y la vivió en carne propia cada minuto de los 159 que duró. Y eso es lo peor, encima que la película es mala dura una eternidad. No era necesario repetir las mismas escenas una y otra vez hasta el cansancio. Encima el final aparte de ser predecible (desde el momento en que se vuelve a ver al padre Ferreira) no conlleva a nada, a ninguna reflexión. 

Aquí va el spoiler, si no la han visto abandonen esta pseudo crítica. Los padres en todo momento abandonan sus ideales, desde cuando dejan que sacrifiquen a los japoneses cristianos hasta la parte final en que deciden olvidar sus creencias y vivir como uno de ellos. ¿Acaso Dios no es amor, no debieron sacrificarse ellos por sus prójimos o al menos detener aquel genocidio? ¿La iluminación no era dejar todo tus bienes materiales, olvidarse de la vida mundana, del cuerpo… qué hacían aparte de ser testigos de la maldad humana? Nada, silencio, sí, no hay mejor título para esta mierda. Al final de la película ponen una dedicatoria para los japoneses cristianos, ¿es una burla?, ¿morir por nada?, ¿morir por no pisar una imagen, escupir una cruz? ¿Acaso eso es Dios, cosas materiales? ¿Acaso la Biblia no prohíbe las adoraciones a objetos? Ser bueno no significa golpearse el pecho o rezarle a un objeto, ser bueno es ayudar a tus prójimos, en ser mejor persona cada día. Realmente una basura esta película.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Moonlight (2016)

8 nominaciones.
3 Oscars: Mejor película, Mejor guión adaptado y Mejor actor de reparto (Mahershala Ali).

Se deja ver. Aunque no sea la obra maestra como la venden al público (infinidades de nominaciones en todos los premios de alto nivel, inclusive el Oscar) es interesante. Al mismo estilo de Boyhood somos testigos de cómo crece un niño, pero esta vez negro, sumergido en la pobreza y el bullying. La película también toca temas secundarios como la drogadicción y la homosexualidad. 

Los 111 minutos de duración quedaron un poco exagerados. De haber sido dirigido por un director de nivel de seguro hubiera durado menos y obtenido un impacto más crudo. De todas maneras el peso de la película recayó en el elenco: los actores que interpretaron a Chiron y a Kevin de niños, adolescentes y adultos hicieron un trabajo muy correcto y Janelle Monáe también, además de deleitarnos con su belleza.

Si me hablarán de una película que retrate a la perfección la vida del afroamericano del ayer, sin lugar a dudas diría Boyz N the Hood. Barry Jenkins, un consejo, la deberías ver, quizá a la próxima realizas un mejor trabajo.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Café Society (2016)

En la simpleza se encuentra también la belleza y aquí ha quedado demostrado de una manera increíble. Por fin Woody Allen ha dejado los chistecitos intelectualoides y las situaciones que solo podían suceder en su mundo. Esta película es quizá la más realista entre su filmografía pero a su vez mantiene aquella característica de él: es ineludiblemente triste. 

Fue muy fácil congeniar con el protagonista y entenderlo. Jesse Eisenberg actuó de una manera correcta, hasta parecía al Woody Allen actor por momentos. En cambio, Kristen Stewart siguió siendo Kristen, aquella actriz inexpresiva. Por otro lado, el desarrollo de la película fue muy bueno sin tener un guion nada del otro mundo, fue entretenido de inicio a fin.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Irma la Douce (1963)

3 nominaciones.
1 Oscar: Mejor banda sonora (adaptada)

Una decepción de aquellas, comparada a The Apartment esta película es un juego de niños, un verdadero timo, ni por asomo una comedia romántica, aquí el humor es tan ridículo y aborreciblemente embrutecedor como ver los capítulos más estúpidos del Chavo del 8. Parecía que Billy Wilder se estaba riendo del público y aprovechándose de su fama y su larga y variada filmografía. 

Jack Lemmon parecía un Jim Carrey versión 60’s, exagerado hasta decir basta. Por otro lado, Shirley MacLaine en su papel más paupérrimo de lejos. Su disparatado enamoramiento no era para nada creíble y el espectador nunca sintió la química entre ellos dos, solo veía un sketch interminable e infumable de escenas con diálogos que solo se le puede ocurrir a un retardado. 

Lo siento, pero no sé qué película han visto los que la consideran como una de las mejores comedias de todos los tiempos. Si bien es cierto el comienzo era prometedor, todo se fue al tacho gracias a su desarrollo tan absurdo. 142 minutos para el olvido.

jueves, 24 de noviembre de 2016

La sconosciuta (2006)

Ninguna nominación al Oscar.

Un perfecto ejercicio de extravagancia, excesos, venganza y redención, mezclados en un potente drama, imposible de causar indiferencia a nadie. La intriga se hace presente desde el minuto uno, gracias a una escena bizarra y desconcertante que no tiene nada que envidiar a Eyes Wide Shut de Kubrick. El ritmo adecuado hace que el espectador quiera saber más de la protagonista, de saber quién es, qué hace, por qué lo hace, qué es lo que quiere y cuál es su pasado. Lo que irá descubriendo será lo más inesperado.

Giuseppe Tornatore es el responsable de esta genialidad ya que no solo la dirigió si no también fue el guionista. Un excelente regreso al cine luego de seis años de ausencia. Por otro lado, magnífico trabajo de Kseniya Rappoport, impecable. Tan misteriosa como tan llena de determinación. Estoy seguro que muchos luego de haber visto la película habrán perdonado a su personaje: Irena.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Terminator 3: Rise of the Machines (T3) (2003)

Siempre las terceras partes de una saga son consideradas un aborto de la naturaleza, por más buena que esta sea, claro ejemplo pasó en The Godfather, todos alaban las dos primeras entregas pero odian a muerte la tercera, a pesar que esta sea una excelente película, infinitamente superior al promedio de películas de Mafia. Algo así pasa con esta saga de Terminator, que por cierto no son 3 entregas si no 5, pero en fin, aquí solo hablaremos de esta tercera entrega. 

La película es entretenida de inicio a fin, mantiene el nivel de acción de las entregas anteriores y nos muestra escenas de persecución llenas de violencia y destrucción gracias a efectos especiales. Nuestro querido Terminator mantiene ese toque de humor característico y nos regala algunas escenas y frases para el recuerdo: “Habla con mi mano”. Sé que el villano de la segunda entrega es inmejorable, pero a cambio de eso, nos deleitaron con la sensualidad de la villana T-X interpretada por Kristanna Loken. Cuando la vi me recordé Specias que en vez de una robot que tomaba la imagen de una mujer atractiva, era una alienígena, pero claro, esta T-X no tenía la misión de reproducirse si no de exterminar toda la especie humana. 

Existen muchos pseudo intelectuales que ven películas de directores, pero hay que reconocer que no se sintió la ausencia de James Cameron gracias a una correcta dirección de Jonathan Mostow, que de lejos, esta es su mejor película. Otros siguen extrañando a Sarah Connor (Linda Hamilton)… ¡supérenlo! Su personaje ya murió.

martes, 22 de noviembre de 2016

Twisted Nerve (1968)

Ninguna nominacion al Oscar.

Interesante thriller con toques de terror que gira en torno a un joven inglés que aparentemente podemos catalogarlo como un individuo que finge ser retrasado, pero a lo largo de la película nos damos cuenta de su estado psicótico. A decir verdad pensé que iba a ser una película tipo Idioterne de Lars Von Trier, donde los protagonistas fingen ser retrasados solo por diversión, ser felices, escaparse de la realidad y burlase de los “normales”, pero me llevé una grata sorpresa.

Esta película fue realizada a finales de los años 60, donde había un mito ineludible sobre los psicóticos, se pensaba que todos ellos tenían cero emociones, eran antisociales y violentos por naturaleza. En la actualidad no hay un estudio científico que declare a alguien como psicópata o no psicópata, cada uno de ellos tiene grandes diferencias y características peculiares.

Roy Boulting retrató a la perfección lo que creían los especialistas de esa época y nos presentó a Martin Durnley o “Georgie” (Hywel Bennett), haciéndonos cómplices de su insanidad y sus crímenes. Por otro parte, muy correctas las actuaciones de Billie Whitelaw (Susan) y Hayley Mills (Mamá de Susan).

lunes, 21 de noviembre de 2016

Indecent Proposal (1993)

Ninguna nominacion al Oscar.

Y con aquella cita para el recuerdo comienza esta pseudo crítica. Existen directores que repiten la misma fórmula taquillera, chico encuentra chica (uno de ellos es pobre y el otro es rico o uno de ellos es fea y el otro es atractivo), se enamoran, se pelean y regresan. Hay otros directores que se las dan de muy pretenciosos y nos sumergen en una historia vacía, fría, donde el amor nunca triunfa y al final todo es miserable o es un conjunto de escenas llenas de nostalgia y melancolía. 

El cine de Adrian Lyne es totalmente distinto, cada película de él es diferente una de otra a su vez, mientras 9 1/2 weeks es un perfecto ejemplo de erotismo y sensualidad gracias a una Kim Basinger asombrosa, Jacob’s Ladder es un obra maestra y un ícono del surrealismo, Lolita es una de las mejores adaptaciones de una novela y es infinitamente superior a su versión del año 60 dirigida nada más y nada menos por Kubrick y adaptado el guion por el mismísimo Nabokov (sí, el escritor de la novela cambió su obra, increíble). 

Indecent proposal tiene un poquito de cada una de las anteriores, aunque no es erótica nos regala unos momentos para apreciar la belleza de Demi Moore, aunque no es tan romántica como Lolita nos regala frases que serán difíciles de olvidar, aunque no es surrealista te hace pensar en un supuesto y romperte la cabeza. Imagínate que eres un arquitecto mediocre y eres el esposo de una vendedora de bienes raíces que es Demi Moore. Imagínate que se conocen desde la secundaria y que tienen casi una vida juntos, que son de una clase media y que por la recesión lo pierden todo. Imagínate que van a cambiar su suerte en un casino y que conocen a un tipo multimillonario y que este hace una propuesta imposible de causar indiferencia: “Una noche con Demi y a cambio nos da un millón de dólares”. Es el monto suficiente para pagar las deudas y vivir muy bien durante un buen tiempo y hasta para siempre pero, ¿qué tan peligroso es jugar con fuego o hacer tratos con el “diablo”? Si no aceptas, sigues con Demi pero viven en una miseria absoluta, infelices, pero si aceptas, todo los problemas habrán acabado, pero nacerían otros como la desconfianza, lo imperdonable y la posibilidad que Demi se vaya con el multimillonario, o sea, ¿por qué no? ¿Qué? ¿Es estúpido? ¿Cualquier vendería a su esposa? ¿No lo harías por nada del mundo? ¿Estás seguro? 

“Si amas a alguien, déjalo ir. Si regresa es tuyo. Si no regresa, nunca lo fue”, sí, esta también es una cita de la película. Sé que no es una obra maestra pero de que es una excelente película lo es. El guion es bueno y la dirección es mejor aún. La fotografía está muy bien realizada. Demi Moore nunca defrauda, nunca. Y lo mejor de todo es que hace que el espectador se ponga en el lugar de los personajes (en el esposo, en el millonario o la esposa). Sabes cuándo un drama romántico es bueno cuando te roba unas lágrimas al final y no de enojo si no de sueño y una alegría inexplicable. Fabulosa película. Nunca me hubiera imaginado que fuera tan buena.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Carnal Knowledge (1971)

1 nominacion al Oscar.

Es la segunda película que veo de Mike Nichols y ya me tiene huevón con sus películas de temática anti amor. La primera película que vi fue Closer y aunque no fue una obra maestra, tuvo aspectos rescatables: el inicio de la película donde el personaje de Jude Law conoce a Natalie Portman mientras suena la canción “The Blower’s daughter” es sublime, las escenas donde Natalie hace streptease con su cabello rosado son inolvidables y la relación entre las dos parejas protagonistas aunque era un poco repetitiva era algo más interesante que este bodrio. 

Carnal Knowledge solo se centra en las conversaciones de dos universitarios que hablan sobre mujeres y cómo estos llegan a la vejez mostrándonos sus conquistas. Como siempre ambos son diferentes: Jack Nicholson interpreta a un tipo mujeriego y el otro actor que tiene un nombre de otro planeta interpreta a un tipo conservado y al principio tímido. No hubo nada bueno en esta película excepto las tres actrices que salieron en esta mierda, especialmente Ann-Margret y ese par de tetas que puede volver loco a cualquiera. 98 minutos al tacho gracias a uno de los peores guiones de la historia.

sábado, 19 de noviembre de 2016

The Number 23 (2007)

Es increíble cómo un guion interesante se estropea rotundamente gracias a una dirección nefasta y mediocre que falla en su cometido: nunca causa intriga, ni suspenso, ni nada, hasta resulta infumable algunas veces.

En verdad nunca había visto ninguna película de Joel Schumacher y ahora comprendo por qué recibió tantas duras críticas, luego de haber destrozado el legado de Batman que había comenzado muy bien Tim Burton.

Por otro parte, si bien es cierto Jim Carrey deslumbra más en películas de comedia, ha demostrado también perfectas interpretaciones en películas dramáticas como en Eternal sunshine of the spotless mind. Lastimosamente en esta película no hizo una actuación para el recuerdo y eso tiene la culpa el director en gran parte.

El espectador nunca hizo “click” con el protagonista, su obsesión por el número 23 era hasta risible y sus “giros de guion” fueron muy mal realizados, sin causar impresión en el público, jodidamente forzado. Quisiera que haya un remake de esta película pero dirigido por otra persona y con un elenco distinto, estoy seguro que sería un puto éxito.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Sing Street (2016)

John Carney se supera a sí mismo y nos sorprende con una película increíble y potente, mágica, capaz de hacer soñar al espectador y escaparse por 105 minutos de la realidad y seguir a un niño de catorce años tan común como lo fuiste tú, pero a la vez con una historia tan singular. Sí, Sing Street es superior a Once y a cualquier película que solo se base en los sueños de un artista que quiere triunfar haciendo música. Esta película nos demuestra cómo salir adelante a pesar de los obstáculos (una familia disfuncional, un sistema educativo de lo peor, un país pobre y sin oportunidades) siguiendo tus sueños cualquiera que estos fuesen. Además trata otros temas secundarios como el romance, la amistad y la hermandad.

Pero no solo el guion fue estupendo, la banda sonora llevó gran parte del peso del éxito de esta genialidad, desde la música que inspiró a la banda (bandas de los 80’s) hasta los temas propios que tocaron. El elenco a su vez estuvo impecable, contando con la participación del querido y odiado Little Finger de Game of Thrones (Aidan Guillen) y por la pareja protagonista (Ferdia Walsh-Peelo y Lucy Boynton) que demostró una excelente química entre ambos. Bueno, cultos lectores y cinéfilos en general, no sé por qué todos los personajes de países como Gales o Irlanda quieren ir a Londres, pero creo que luego de ver esto, me está dando unas putas ganas de ir para allá.

jueves, 17 de noviembre de 2016

The Mist (2007)

Ninguna nominacion al Oscar.

Si piensan que esta película solo se basa en monstruos gigantes provenientes de otra dimensión no entendieron nada, absolutamente nada, esta obra maestra va mucho más allá. Es un perfecto ejercicio de reflexión sobre el comportamiento humano en una situación crítica, vemos que en tan solo algunas horas después de estar incomunicados y ver algunas cosas extrañas, la gente pierde la cabeza y la histeria se hace colectiva, muchos de ellos pensarán que es obra de un Dios vengativo y para calmarlo deberán hacer sacrificios humanos, otros tratarán de ser más racionales, hasta donde puedan, porque de todos modos perderán la fe en algún momento. Por otro lado, muy interesante la idea del genio Stephen King (la película se basó en su libro) que hay otras dimensiones donde habitan seres inimaginables para el ser humano, seres monstruosos con apariencia de animales gigantes, terroríficos, como si fuesen demonios del Apocalipsis. 

Frank Darabont con esta película demuestra que es un director para admirar y tomar en cuenta, que The Shawshank Redemption no es lo único grandioso que hizo y que The Walking Dead no es otra tonta serie comercial. Los efectos especiales y sonoros estuvieron muy buenos. El elenco estuvo muy convincente, en especial Marcia Gay Harden (Mrs. Carmody) pero qué tal actuación hizo, ¡conchasumadre!, toda una hija de puta como su papel mandaba, fue imposible no odiarla y desear su muerte con ansias, una verdadera villana, una verdadera fanática.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Goksung (2016)

Si bien es cierto la duración de la película es excesiva y debieron acortar algunas escenas o hacerlas más agiles, de inicio a fin el director, Na Hong-jin, pudo mantener al espectador atento y entretenido por el cambio brutal de terror a comedia y la intriga fue el estandarte de esta obra. Aquí conocemos a los personajes más bizarros del cine, dignos personajes de la cultura asiática: un policía miedoso y vago, un chamán pintoresco y el villano más misterioso que ha podido existir, por cierto, ¿el personaje de la mujer joven que aparecía en los sueños del policía y que salió en la parte final qué diablos era? Nunca pude descifrarlo. Y siguiendo con ese tema, pero qué final tan confuso, de las personas con las que vi este film nadie pudo encontrar el porqué. 

La película podrá ser lenta y muy larga pero de que vale la pena, lo vale y cada minuto de visionado. Es un cine diferente, incluso a otras películas asiáticas, aquí no hay screamers ni fantasmas o muertas con cabello largo, el único villano acecha de principio a fin, logrando confundir a los personajes y los espectadores, como el miedo, que no conocemos qué es, pero siempre está ahí, acechando. Por otra parte, las locaciones maravillosas, mostrando un Japón hermoso, verde, lleno de plantas y montañas.

martes, 15 de noviembre de 2016

부산행 Busanhaeng (2016)

No es otra tonta película de zombies que repite la fórmula de siempre: es terrorífica (Night of the Living Dead) haciendo énfasis a los asesinados o es humorística (Shaun of the Dead y toda la Saga de Evil Dead) burlándose del género. Yeon Sang-ho triunfa en su propósito de hacer una película lo más real posible, haciendo que el espectador se ponga en el lugar de los personajes y reflexione sobre la naturaleza humana de supervivencia o la de la ayuda incondicional al prójimo. Como siempre el cine asiático posiciona al drama a otro nivel, la escena final es para el recuerdo. Por otro lado, las escenas de acción y de comedia tampoco podían faltar e hicieron un gran balance con lo trágico y desesperanzador. Y para finalizar, mencionar que los efectos visuales y sonoros superaron las expectativas, maravilloso. Sin lugar a dudas una de las mejores películas del año 2016 y decir esto hasta resultaría mezquino, me atrevo a decir que es hasta una de las mejores dentro del género zombie, una película que posiblemente en un futuro no muy lejano muchas películas gringas copiaran su fórmula.

lunes, 14 de noviembre de 2016

The Gift (2015)

Ninguna nominacion al Oscar.

Un delicioso y sólido thriller sobre venganza con asombrosos giros de guion, notablemente interpretados por un elenco desconocido pero que derrocharon talento y calidad. Aquí nada es lo que parece, la víctima no es la víctima ni el villano tampoco lo es, aunque es obligado a hacerlo. Si dicen que el karma existe, este es un claro ejemplo de ello. Una trama de pesadilla que hará que el espectador se sienta perturbado por el desarrollo de la película.

Siempre es agradable ver nuevas ideas sobre thrillers y dejar el tópico de asesinatos o crímenes, esta película que tiene un guion relativamente sencillo es tan potente que es imposible tenerle indiferencia. ¿Qué harías si te mudas a un lugar y te reencuentras con alguien de la infancia y este va a acosarte a tu casa muy seguido? Pero amigos, cultos lectores, esta es tan solo la idea de entrada. Gracias Joel Edgerton por esta genialidad, magnifico debut. Asombrosa Rebecca Hall, jodidamente hermosa y muy correcta en su performance.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Mortal Kombat (1995)

Ninguna nominacion al Oscar.

Película hecha solo para fanáticos del popular videojuego Mortal Kombat, ya que si hacemos una crítica como película en sí, esta tiene muchas deficiencias, entre las principales: los efectos especiales súper paupérrimos, la puta madre, es una película de mitad de los noventa, hay películas de los sesenta que son mejores en ese aspecto, lamentable; las partes de acción dieron lástima, las peores coreografías de lucha en la historia del cine, nada que ver con el videojuego; y por último, los actores muy malos, jodidamente malos, en especial ese Shang Tsung (Cary-Hiroyuki Tagawa) y Lord Rayden (Christopher Lambert).

Bueno, no todo fue mierda, el guion estuvo decente, a excepción del final. Y con respecto al elenco, Johnny Cage (Linden Ashby) muy de puta madre con su forma de ser y Sonya Blade (Bridgette Wilson-Sampras), pero qué mamacita, concha su madre. Comparando esta película con adaptaciones como Dragon Ball Evolution y otros abortos del cine, esta mierda es rescatable. No se puede exigir más a una adaptación de un videojuego de luchas, sería ridículo exigir una moraleja, una enseñanza o una crítica a la sociedad o al ser humano. Cumple en su objetivo de entretenimiento.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Cruel Intentions (1999)

Ninguna nominaciona al Oscar.

No es otra tonta película sobre apuestas de conquista juvenil donde el galán promiscuo termina enamorándose de la doncella, va mucho más allá. Esta adaptación de la obra de Choderlos de Laclos fue llevada a una época contemporánea donde se muestra el apetito sexual de la burguesía y su contraparte una juventud inocente. Déjenme confesarles que resultó hasta risible esa extrema inocencia por parte de las adolescentes que caían rápidamente en las trampas del rubio y joven protagonista pero en fin, es un hecho que en la época que fue escrita la novela, siglo XVI, era común ver a la gente de la nobleza con gran depravación, aprovecharse de las personas puritanas. 

La pareja interpretada por Ryan Phillippe (Sebastian) y Reese Witherspoon (Annette) estuvo fabulosa, se respiraba la química entre ellos dos. Realmente al comienzo de la película pensé que le iba a quedar gigante el papel a Ryan y que mejor hubiera sido un protagonista más conocido como Ben Affleck, Matt Damon o hasta Leo DiCaprio, pero sinceramente no defraudo en absoluto. Ese desenlace trágico e inesperado logró impactar al espectador y cuando eso pasa es que los protagonistas han hecho un excelente trabajo. Por otro lado, Sarah Michelle Gellar (Kathryn) estuvo jodidamente notable, derrochando sensualidad y maldad.