miércoles, 26 de julio de 2017

The Three Stooges (2012)

Ninguna nominacion al Oscar.

Aunque nunca he tenido la dicha de ver la serie original (años 30), sé que en su tiempo fue un rotundo éxito y que hasta el día de hoy sigue recibiendo un merecido culto por un pequeño pero ferviente grupo de amantes del arte. Este homenaje hecho película lejos de ser un desastre, tiene muchas secuencias que son imposibles de no robarte carcajadas. El elenco es de esperar, no tiene ninguna estrella hollywoodense, pero a cambio nos da la sorpresa de ver a los buenos para nada de Jersey Shore, la tetona de Kate Upton y la odiosa latina Sofia Vergara. El trío de desconocidos pero muy parecidos dan vida a los tres chiflados de una manera más que decente, recreando la redundante violencia física y ofensa verbal, aquella mierda llamada “Lapstick”. Sinceramente de ninguna manera podría considerarla una buena película, pero de seguro es una excelente opción para no dormirse en el asiento de un bus mientras viajas un largo recorrido, situación que viví al verla…

martes, 25 de julio de 2017

This is Spinal Tap (1984)

Ninguna nominacion al Oscar.

Rob Reiner antes de regalarnos una obra maestra llamada Misery, en los años ochenta decide hacer un curioso documental sobre una banda ficticia llamada Spinal Tap, en donde se burla de la moda rockera de esa época: las letras estúpidas que fueron sinfonía para los oídos juveniles de esa generación, los escandalosos vestuarios, cortes de cabello y maquillaje de los músicos y sobretodo el efímero éxito que atraviesa bandas de ese estilo, haciéndonos ser parte de su declive y problemas entre los mismos músicos y hasta con su representante. 

Si bien es cierto la película no es una genialidad, se deja ver, siempre resulta entretenida. El acentillo británico fue una delicia y la banda sonora muy variada, destacándose particularmente en dos canciones que no sonaron para nada mal. La duración de su visionado es precisa, ni muy larga, ni muy corta. Tiene todo lo que puedes ver en un documental real de ese estilo: entrevistas a cada miembro, respuestas tontas una más que la anterior, grabaciones de conciertos y la repetición incansable de la grasienta y famosa frase: “Sex, drugs, and rock and roll”.

lunes, 24 de julio de 2017

Ferdinand (2017)

1 Nominacion al Oscar.

Parece increíble que dos películas animadas sean lo más rescatable de los Academy Awards 2017. Al igual que Coco, Ferdinand se deja ver, puede encantarle a grandes y a pequeños. Lo mejor de todo es su evolución. La película va de menos a más. Debo confesar que al principio pintaba para ser la peor película animada, con el peor contenido y el peor mensaje que haya podido existir, dándonos a entender que los toros estaban destinados a ser el centro de atención de un espectáculo primitivo y salvaje, que ellos disfrutaban luchar contra los toreros y salir airoso era su mayor y único sueño. Al pasar los minutos la película toma forma y aunque sea en un tono disimulado nos trata dar a entender la brutalidad de esas costumbres españolas que en pleno siglo XXI siguen desarrollándose. 

Es cierto, la película tiene mucha ternura y eso lejos de ser cursi logra conectar al público con aquellos personajes sacados de la fábula más grandiosa. La escena del Breakdance entre toros y caballos es exquisita y el final es gratamente superior, quizá inmejorable. En verdad me hizo recordar dos noticias reales que sucedieron en alguna parte del basto mundo: el toro que se fugó, sembró pánico en la ciudad y fue calmado por su dueño; por otra parte, el increíble suceso en que un toro con las estacas clavadas en el lomo se negaba a luchar, haciendo llorar a su agresor y hacerlo reflexionar, el toro no murió y el tipo dejó de ser torero.

domingo, 23 de julio de 2017

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (2017)

7 nominaciones.
2 Oscar: Mejor Actriz (Frances McDormand) y Mejor Actor Secundario (Sam Rockwell).

La decepción del año y probablemente de los Academy Awards 2017. El drama que tratan de ofrecernos, lejos de ser desgarrador y conmovedor resulta ser una historia vacía, llena de odio, lleno de rencor y resentimiento, de perdones inexistentes y esperanzas maquilladas. Es casi imposible identificarse con la protagonista, que valgan verdades es un personaje jodidamente aborrecible. Todo está mal en el guion, ni los familiares fueron aunque sea ligeramente amorosos con la victima antes de morir, ni el origen de su muerte puede ser indulgente. No hay un comienzo ni un final, lo único que se refleja en la pantalla es una serie de sucesos desagradables y repetitivos donde el dicho: “El odio genera odio” es el que toma más fuerza cada minuto que pasa. Nunca se busca esclarecer la verdad, ni perdonar, ni hacer justicia, ni nada, solo odiar. Lamentable.

sábado, 22 de julio de 2017

Lady Bird (2017)

5 Nominaciones al Oscar.

Cada año la Academia nos sorprende con algo, el año pasado nos sorprendieron robando a La La Land el premio de Mejor película para dárselo injustamente a Moonlight, película que único mérito tiene juntar el tema de la homosexualidad, drogadicción, bullying y contar con un elenco de raza negra. Este año nos sorprendieron premiando a latinos, por otro lado, nominaron en cinco categorías a Lady Bird, una película de cine independiente puro, cosa tan extraña en ese tipo de ceremonias. 

Aunque no tenga el nivel de películas de la filmografía de Richard Linklater, Gregg Araki o Kevin Smith, Lady Bird se deja ver. Es más es un placer ver a Sorsha (verdadera pronunciación de Saorsi), su larguirucho cuerpo, su desabrida piel y esos ojos celestes tan intensos como el cielo; además el escenario estuvo de ensueño, mostrándonos un Sacramento tan ideal para pasar tus últimos días de vida, un paraíso aparentemente terrenal, tan tangible como lejano. 

La evolución del personaje estuvo bien llevada, sin exageración, sin dramatismo, sin impactos baratos. Sé que en este tipo de películas, muy diferentes a las convencionales, no hay un final feliz ni triste y eso es quizá lo más cercano a la realidad, sin ser negro o blanco. En conclusión, es entretenida y hasta interesante, pero muy distante a ser recordada en el transcurso del tiempo. No supieron explotar el tema del terrorismo que se vivía en los Estados Unidos luego de la caída de las Torres Gemelas.

viernes, 21 de julio de 2017

Black Panther (2018)

Ninguna nominacion al Oscar.
 
Posiblemente es una de las películas más sobrevaloradas del universo Marvel, tanto por la crítica especializada que en algunos casos la tildó como la mejor película de la franquicia –sí, la enésima vez– y por los mismos cinéfilos de a pie, entre fanáticos y espectadores de turno, que concurrieron masivamente a verla, ocasionando un desmerecido éxito en taquilla. Debo confesar que no soy para nada amante de las películas basadas en cómics, pero al menos he pasado algunos buenos, agradables y por qué no decirlo divertidos momentos gracias a esta longeva franquicia. Esta película en especial no me ha causado absolutamente nada, ni odio, ni emoción, ni tristeza, ni alegría, ni orgullo, absolutamente nada. Es una obra, si es que se le puede llamar así, sin alma. Ni si quiera sirve para ser considerada como políticamente correcta, ya que aparte de mostrarnos un elenco afroamericano, no regala nada más, ni si quiera una crítica en contra del racismo. Lo que resulta hasta estúpido es que el comic se basa en Wakanda, un pueblo ficticio, africano, pero aquí no se ve ningún africano, ni nadie que se le parezca, aunque sea por asomo, claro, salvo Daniel Kaluuya que por cierto es inglés, los demás son los típicos norteamericanos con alguna ascendencia africana. No fui el único en sala que pensó que muchos de los personajes principales eran aparentemente muy blancos para ser de África. Ni qué decir de la extensa e innecesaria duración… realmente insufrible.

jueves, 20 de julio de 2017

The Shape of Water (2017)

13 nominaciones.
4 Oscar: Mejor película, Mejor director (Guillermo del Toro), Mejor banda sonora y Mejor diseño de producción.

Es innegable decir que es película medianamente interesante: acierta en muchos detalles cinematográficos como un guion sólido, una fotografía espectacular, efectos especiales sobrios pero creíbles, una banda sonora impecable que rinde homenaje al cine de la época de oro; pero también es necesario decir que no es la obra maestra que todo el mundo se esmeró en vender, hasta la Academia que la premió como mejor película. La idea nunca llega a concretarse, “La forma del agua” como indicó su creador, Guillermo del Toro (Guionista y director), es una referencia al amor y la forma que nunca tiene ya que alguien se puede enamorar de otra persona del mismo sexo, de diferente cultura, de una edad abismalmente menor o mayor, pero lastimosamente aquí nunca se ve amor, al menos nunca lo percibí, nunca se muestra a la protagonista como desarrolla su amor con respecto al monstruo ni mucho menos a la inversa. Amigos, cultos lectores, seres humanos en general déjenme confesarles que no soy una persona anticuada y sin imaginación, me encantó por citar solo un ejemplo: Her, como el personaje de Joaquin Phoenix se enamoraba de su sistema operativo, como se enamoraba de su voz y de sus pensamientos, obviando el tema físico. En cambio, en esta película en particular, las escenas “románticas” se vieron muy forzadas. No discrepo el talento de Sally Hawkings como actriz ni la inimaginable sensualidad que puede causar ese cuerpo aparentemente escuálido que esconde unas caderas de ensueño y unos pechos aunque pequeños, hermosos y a la medida exacta de su cuerpo. Quizá lo que falló fue la dirección que no logró proyectarnos una química real, sincera, contagiosa y de ensueño. Para finalizar esta pseudo crítica es necesario mencionar que los innumerables desnudos y la escena de sexo entre el coronel Strickland y su esposa fueron en muchos casos innecesarios, especialmente la primera media hora de visionado.