martes, 4 de julio de 2017

Black Mirror: Black Museum (TV) (2017)

Es posiblemente el mejor episodio de la cuarta temporada. Sobresale entre un conjunto de episodios cumplidores, un bodrio y un par ligeramente interesantes. El gran acierto de este episodio en particular es que además de mantener la esencia característica: crítica al lado oscuro de la tecnología, logra diferenciarse del resto por lo terrorífico que resultan las historias contadas por el dueño del museo, historias que evocan a Tales From the Crypt. Además imposible no relacionar el cliché de persona dentro de la mente de otra, que ve y escucha el mundo exterior a través de una pantalla, con Being John Malkovich.

También sirve como guiño a muchos episodios tanto de la misma temporada como de anteriores, haciendo que muchos fanáticos se rompan el cerebro pensando si la serie es una cadena de episodios que guardan relación entre sí y que todos se ubican en un mismo universo. A continuación comentaré algunos guiños jodidamente visibles: National Anthem (hombre ahorcado en el museo, haciendo referencia al villano que se suicidó luego de soltar a la noble), Fifteen Million Merits (los personajes aparecen leyendo un cómic con dicho título), White Bear (aparece una imagen de la protagonista de dicho capítulo en la pantalla del museo y aparece también el peculiar traje de uno de los hombres que tenían rifles), San Junipero (funciona más como referencia, donde el dueño del museo cuenta que el doctor trabajó en dicho hospital), National Hated (aparece una abeja dentro de un círculo), USS Callister (aparece una paleta dentro de un cristal, la misma que utilizó el villano para clonar al hijo de su compañero y torturarlo hasta quebrarlo), Arkangel (aparece una tablet destrozada dentro de un cristal, la misma que utilizó la protagonista para vengarse de su mamá) y Cocodrile (aparece una bañera con sangre, la misma donde fue asesinado el esposo de la trabajadora de Seguros).

Como todo lo que brilla no es oro, es necesario indicar que hubo un par de cosas que no me convencieron del todo: El crimen final, si el invento del holograma puede recrear a la víctima por completo, por qué estos no tienen necesidades fisiológicas como cagar, comer o tomar agua, ¿Cómo sobrevivían? ¿Y por qué sí tenían sensaciones físicas como dolor y sufrimiento hasta trastornos mentales como depresión? Por otra parte, suponiendo que es verdad, si la protagonista confesó al villano que su mamá luego de ver a su papá en condiciones deplorables e inhumanas se suicidó, ¿cómo hizo para que ella entre en su mente si ya estaba muerta?

lunes, 3 de julio de 2017

Black Mirror: Metalhead (TV) (2017)

Netflix te odio con toda mi alma, ¿qué mierda hiciste con Black Mirror? ¿Acaso no te bastó con USS Callister y Crocodile?, que por cierto, sin ser malos episodios escapan de la esencia de la serie. Por la puta madre, esta cagada no tiene ni guion, ni ahondan en los personajes, el thriller es forzado y la fotografía es sumamente pretenciosa. Esta basura es de lejos el peor episodio no solo de la temporada, sino de toda la serie de principio a fin. Nunca pensé en verdad en toparme con un episodio tan malo como este, jamás, sigo sin creerlo. 

Si analizamos punto por punto, nunca se hace una crítica al abuso o mal uso de la tecnología, más bien nos presentan una historia de Ciencia Ficción con un futuro post apocalíptico a lo Terminator –perdón por la comparación, quizá sea un sacrilegio– solo en vez de maquinolas sabrosas, como T-800, T-X o T-1000, existen robots con patas a los cual los sobrevivientes los llaman perros. Nunca nos cuentan quien los creó ni con qué objetivo, tampoco nunca la protagonista logra empatizar con el público, nunca hay explicación, ni propósito, no hay nada, solo 41 minutos de persecución gratuita, tortuosa y nada interesante.

domingo, 2 de julio de 2017

Black Mirror: Hang the DJ (TV) (2017)

Al igual que San Junipero, Hang the DJ es un pequeño rayo de luz entre tanta oscuridad característica de Black Mirror. El episodio de por sí es impecable. Es una loca mezcla de The Lobster de Yorgos Lanthimos con Tinder. La pareja protagonista interpretada por Georgina Campbell y Joe Cole reflejaron una química tan de puta madre que su relación amorosa fue jodidamente creíble. Por otro lado, el giro de guion es totalmente inesperado y hasta confuso para cualquiera. Debido a eso me siento con la imperiosa necesidad de explicar el desenlace. Amigos cinéfilos, cultos lectores, seres humanos en general, si no han visto esta maravilla, abandonen esta pseudo crítica:

En el transcurso de la trama nos presentan algunos detalles que demuestran que todo lo visto nunca pasó, que no es la vida real. Nunca nos muestran a los personajes con obligaciones, yendo a trabajar y/o estudiar. La piedra que lanza la protagonista al mar siempre cae en cuatro botes. Ningún personaje ahonda su pasado antes de formar parte del “juego”, no tienen recuerdos, no tienen vida antes de eso. La pareja protagonista tampoco es real, son simples avatar -Identidad virtual que escoge el usuario de una computadora o de un videojuego para que lo represente en una aplicación o sitio web- que interactúan entre sí y de 1000 simulaciones lograron finalizar el objetivo en 998 oportunidades: revelarse ante el sistema impuesto y escapar de aquel indescriptible lugar amurallado. La escena final de la fiesta demuestra lo ya dicho anteriormente, ellos sí son de verdad, es la vida real, recién se conocen y la aplicación de su celular (que es el juego de las simulaciones entre avatar) les indica que son compatibles en un 99.8%.

sábado, 1 de julio de 2017

The Doom Generation (1995)

Ninguna nominación al Oscar.

Una pareja de jóvenes es interrumpida por una pelea callejera, desde el momento en que uno de ellos se une a la pareja, sus vidas nunca serán las mismas. Serán parte de una escalofriante noche llena de excesos: sexo y violencia. Está locura más que parecerse a Bonnie & Clyde, recibe grandes influencias de Natural Born Killers, pero con la variante que no solo ellos están locos, si no que toda la sociedad en sí lo está y más que ellos. Perfecto Gregg Araki en mostrarnos un mundo decadente, sin esperanza, demente y con una juventud perdida. Prohibido para intelectualoides y para amantes del cine comercial, posiblemente mucho de lo que verá el espectador es una serie de escenas aparentemente sin sentido, pero la experiencia es inigualable, ya desearía uno tener una pesadilla como los 85 minutos de su visionado. Geniales Rose McGowan (Scream), James Duval (Nowhere) y Johnathon Schaech (That Thing You Do!).

viernes, 30 de junio de 2017

Black Mirror: Crocodile (TV) (2017)

¿Qué mierda pasa con la cuarta temporada de Black Mirror? Crocodile al igual que USS Callister se aleja de la esencia de la serie. Este episodio en particular en ningún momento hace una crítica contra la tecnología; todo lo contrario, nos la muestra como un medio infalible para solucionar crímenes y encontrar culpables. Realmente es el primer episodio en que nos muestran los beneficios del buen uso de la tecnología, un uso responsable y por autoridades competentes. 

Funciona como un muy bien elaborado thriller con tinte policíaco en donde se aborda la naturaleza humana en el sentido de protección ante adversidades y la falta de moral que puede conllevar malas decisiones, irreparables casi siempre. El final es un poco predecible, pero la trama tiene un ritmo delicioso. Posiblemente hubiera sido mejor como película aparte que como episodio de Black Mirror. Realmente entre tanta genialidad, un capítulo bueno queda opacado y hasta olvidado.

jueves, 29 de junio de 2017

Black Mirror: Arkangel (TV) (2017)

Jodie Foster recupera la esencia de Black Mirror con Arkangel, luego del primer episodio de la cuarta temporada que fue literalmente una estafa. La crítica al uso indebido de la tecnología es explícita. El tema principal que plantea este episodio es la violación de la privacidad e intimidad y lo perjudicial que puede ser, fuese cual fuese el vínculo de parentesco o afinidad entre observador y observado. 

¿Se imaginan una aplicación que pueda monitorear la vida de otra persona? ¿Sería lo correcto? ¿Los padres tienen derecho a esto? ¿Acaso los hijos no tienen el derecho de elegir y poder equivocarse? ¿El sentido de la vida no es eso? ¿Si este invento del demonio cae en las manos equivocadas no alentaría a un gobierno más determinante en la vida de las personas monitoreando que ven, hasta restringiendo todo lo que no les convenga? Maldita sea, sería un total infierno, no solo alentaría a padres autoritarios sino también a gobiernos totalitarios.

miércoles, 28 de junio de 2017

Black Mirror: USS Callister (TV) (2017)

¿Esto es Black Mirror? Por favor, necesito que alguien me diga que no lo es. Y estoy seguro que muchos al igual que yo dijeron y pensaron lo mismo. ¿Dónde quedaron esos episodios con historias imposibles de imaginar, con temas filosóficos, con desenlaces brillantes, con un desarrollo de trama dificil de seguir y entender? 

US Callister no es nada de lo ya mencionado. Posiblemente hubiera funcionado como una película aparte, una de Ciencia Ficción, destacándose por el CGI apabullante, los efectos sonoros y visuales a la altura, un reparto decente y hasta personajes relativamente interesantes. Pero no, como crítica a la tecnología es muy floja, demasiada, como futuro distópico también. Realmente es el episodio que se aleja más de la esencia de la serie. 

El tema de escape de la realidad a través de la tecnología, especialmente los videojuegos, no es nada innovador, hasta resulta muy explotado por las innumerables películas que se crean año tras año con ese tema. Ni que hablar del bullying laboral o de algún otro tipo… Lo siento pero creo que es necesario y hasta inevitable. A continuación viene un poco de spoiler, cultos lectores, amigos cinéfilos, seres humanos en general: 

Ni si quiera termina siendo un dilema existencial ya que nos confirman que los personajes del juego no son reales si no clones virtuales. Debido a esto el concepto de infierno virtual y eterno se va a la mierda. Es probable que el espectador pueda perder rápidamente el interés y ser indiferente a estos personajes, ya que los verdaderos siguen siendo los mismos de siempre: el que es un tirano en el videjuego es desadaptado en la realidad y los que son víctimas son en verdad los que se mofan y no respetan a su jefe. Si hubiera sido un concepto más a lo Matrix donde los seres humanos podrían escaparse de la realidad, llevando no solo su mente si no también su alma, hubiera sido un total acierto, pero lastimosamente se preocuparon más en hacerle un tributo a Star Trek y toda producción relacionada con aventuras espaciales. El desenlace es lamentable.