domingo, 30 de julio de 2017

The Lost Boys (1987)

Ninguna nominacion al Oscar.

Divertida y fresca película que mezcla el mito de los vampiros con las bandas callejeras típicas de los años ochenta. Joel Schumacher da vida a los vampiros vagabundos más aputamadrados de todos los tiempos, especialmente al líder David (Kiefer Sutherland). De cierto modo sirve para dar un aire nuevo a las películas sobre aquellos entes demoniacos e inmortales, alejándose del terror y de las parodias, regalándonos una historia Fantástica. Como curiosidad, en Lethal Weapon aparece un cartel de cine de The Lost Boys cuando el dúo protagonista se enrumba a encontrar su auto policial.

sábado, 29 de julio de 2017

Office Space (1999)

Ninguna nominacion al Oscar.

Es una interesante crítica a la esclavización laboral que se vive en estos tiempos, en donde uno pasa casi todo el día en la oficina, sentado en su escritorio, desperdiciando su vida, trabajando en cosas que odia, a cambio de una remuneración económica que aunque en algunos casos es elevada, nunca llega a devolverte el tiempo empleado. Además del hincapié en aquellas personas que logran que su trabajo se apodere de su vida, que no piensen en otra cosa más que en su trabajo y lo infelices que se sienten, de los problemas que tienen ahí, en no vivir su vida propia y aunque sea en sus tiempos libres piensen en otra cosa y se dediquen a hacer algo que les guste, a pasarlo con su familia y amigos.

De seguro no es una obra maestra, ya que su ritmo no es regular, pero de que es una película más que buena y digna de recordar, lo es. La sátira empleada por Mike Judge en ciertos momentos es delicioso, especialmente al comienzo, la escena del tráfico vehicular es estupenda. Las actuaciones en general son muy buenas, en donde destaca la presencia de una joven Jennifer Aniston años después de su debut cinematográfico con aquella película de culto llamada Leprechaun y de su inesperada fama por la inmortal serie Friends.

viernes, 28 de julio de 2017

Terminal (2018)

Al principio pintaba bien, Vaughn imitaba un estilo muy Guy Ritchie, con secuencias rápidas y entretenidas, pero mientras más pasaba el tiempo se notaba la carencia de peso argumental, una trama pobre y con un final rotundamente mediocre hacía que las ganas de Margot Robbie quedaran anuladas. Ahora haciendo un análisis de la protagonista podemos llegar a la conclusión que es una mala y pésima copia de Harley Quinn, esta "loquilla" lejos de enamorar al público y envolvernos con sus disparates solo daba pena, era una caricatura de una caricatura, imposible de digerir y creer, casi inaudito. Esos matones de lo más irrisible y el jefe final, cualquier cosa, jodidamente predecible.

jueves, 27 de julio de 2017

Avengers: Infinity War (2018)

No sé cuántos años han pasado desde que Marvel lanzó su primera película, ni si quiera sé qué película fue la que inició ese universo al que todos ya conocemos –entre fanboys incondicionales y simples espectadores, amantes del cine en general– pero déjenme confesarles que esta entrega es un punto y aparte, me atrevo a decir que con justicia y de lejos es la mejor película de dicha maldita franquicia.

Esta película lo tiene todo: momentos divertidos y graciosos, batallas épicas con coreografías de lujo y harto suspenso. No es muy común en los cines de mi país, al menos, ver a gente aplaudir, reír y emocionarse con cada escena que presencia, pero esto hizo lo imposible. Nunca pensé en decirlo pero esta película salvó aquella franquicia, no sé si podré compararlo con la trilogía The Dark Knight de Nolan, pero entre las películas basadas en cómics sobresale, luce y brilla. 

El elenco estuvo de lujo, nombrar a cada actor, carece de importancia. El villano fue un total hijo de puta, impecable, tan poderoso como complejo, en verdad hasta uno se pone a pensar si su punto de vista es el correcto o no: “¿Exterminar a la mitad de la población de un planeta para convertir el hambre y miseria en abundancia y riqueza?” Sí, señores, no es el típico loco que abusa de su poder con el afán de joder a los demás o conquistar el planeta, aquel conchadesumadre tiene un propósito verdadero que a final de cuentas resulta hasta interesante.

miércoles, 26 de julio de 2017

The Three Stooges (2012)

Ninguna nominacion al Oscar.

Aunque nunca he tenido la dicha de ver la serie original (años 30), sé que en su tiempo fue un rotundo éxito y que hasta el día de hoy sigue recibiendo un merecido culto por un pequeño pero ferviente grupo de amantes del arte. Este homenaje hecho película lejos de ser un desastre, tiene muchas secuencias que son imposibles de no robarte carcajadas. El elenco es de esperar, no tiene ninguna estrella hollywoodense, pero a cambio nos da la sorpresa de ver a los buenos para nada de Jersey Shore, la tetona de Kate Upton y la odiosa latina Sofia Vergara. El trío de desconocidos pero muy parecidos dan vida a los tres chiflados de una manera más que decente, recreando la redundante violencia física y ofensa verbal, aquella mierda llamada “Lapstick”. Sinceramente de ninguna manera podría considerarla una buena película, pero de seguro es una excelente opción para no dormirse en el asiento de un bus mientras viajas un largo recorrido, situación que viví al verla…

martes, 25 de julio de 2017

This is Spinal Tap (1984)

Ninguna nominacion al Oscar.

Rob Reiner antes de regalarnos una obra maestra llamada Misery, en los años ochenta decide hacer un curioso documental sobre una banda ficticia llamada Spinal Tap, en donde se burla de la moda rockera de esa época: las letras estúpidas que fueron sinfonía para los oídos juveniles de esa generación, los escandalosos vestuarios, cortes de cabello y maquillaje de los músicos y sobretodo el efímero éxito que atraviesa bandas de ese estilo, haciéndonos ser parte de su declive y problemas entre los mismos músicos y hasta con su representante. 

Si bien es cierto la película no es una genialidad, se deja ver, siempre resulta entretenida. El acentillo británico fue una delicia y la banda sonora muy variada, destacándose particularmente en dos canciones que no sonaron para nada mal. La duración de su visionado es precisa, ni muy larga, ni muy corta. Tiene todo lo que puedes ver en un documental real de ese estilo: entrevistas a cada miembro, respuestas tontas una más que la anterior, grabaciones de conciertos y la repetición incansable de la grasienta y famosa frase: “Sex, drugs, and rock and roll”.

lunes, 24 de julio de 2017

Ferdinand (2017)

1 Nominacion al Oscar.

Parece increíble que dos películas animadas sean lo más rescatable de los Academy Awards 2017. Al igual que Coco, Ferdinand se deja ver, puede encantarle a grandes y a pequeños. Lo mejor de todo es su evolución. La película va de menos a más. Debo confesar que al principio pintaba para ser la peor película animada, con el peor contenido y el peor mensaje que haya podido existir, dándonos a entender que los toros estaban destinados a ser el centro de atención de un espectáculo primitivo y salvaje, que ellos disfrutaban luchar contra los toreros y salir airoso era su mayor y único sueño. Al pasar los minutos la película toma forma y aunque sea en un tono disimulado nos trata dar a entender la brutalidad de esas costumbres españolas que en pleno siglo XXI siguen desarrollándose. 

Es cierto, la película tiene mucha ternura y eso lejos de ser cursi logra conectar al público con aquellos personajes sacados de la fábula más grandiosa. La escena del Breakdance entre toros y caballos es exquisita y el final es gratamente superior, quizá inmejorable. En verdad me hizo recordar dos noticias reales que sucedieron en alguna parte del basto mundo: el toro que se fugó, sembró pánico en la ciudad y fue calmado por su dueño; por otra parte, el increíble suceso en que un toro con las estacas clavadas en el lomo se negaba a luchar, haciendo llorar a su agresor y hacerlo reflexionar, el toro no murió y el tipo dejó de ser torero.