viernes, 4 de agosto de 2017

Iron Man 2 (2010)

1 nominacion al Oscar.

¿Qué les puedo decir acerca de Iron Man 2? En resumidas palabras es más de lo mismo, es Iron Man 1 pero más aburrido y menos atractivo visualmente. No sé por qué rayos cambiaron de amigo negro de Tony Stark, realmente me revienta las bolas esas incongruencias típicas en sagas, especialmente en el género de Cómics. El villano al menos es decente pero esta película no aporta absolutamente nada a la franquicia, a aquel universo Marvel que todos conocemos, propios y extraños, fanáticos y haters, consumidores de blockbusters y cinéfilos de culto. Realmente innecesaria. No merece que gaste más palabras en describirla. Por cierto, hasta el ya conocido humor de Marvel estuvo ausente.

jueves, 3 de agosto de 2017

Iron Man (2008)


2 nominaciones al Oscar.

El buen Tony Stark interpretado por Robert Downey Jr. es un personaje de aquellos, un multimollonario y genio en informática que pasa de ser un empresario inescrupuloso a un filántropo, aunque nunca dejando esa vanidad y egocentrismo tan característico en él. Posiblemente lo más rescatable, aparte del personaje en sí, es el comienzo en donde abordan de una manera muy inteligente el tema del comercio de armas y aquellos países que viven de la guerra y lo único que les importa es sembrar pánico a cualquier modo y precio. De ninguna manera podré decir que es una obra maestra, es más la larga duración de más de dos horas resultó hasta abusiva e innecesaria, pero siendo sinceros los primeros noventa minutos de visionado resultaron entretenidos.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Annihilation (2018)

Alex Garland luego de su exitoso debut con Ex Machina, realiza probablemente la película más interesante que pueda estrenarse en este año 2018. Basado en la novela homónima de Jeff VanderMeer, el director nos regala una película de Ciencia Ficción mezclado con Thriller psicológico sin igual, imposible de causar indiferencia a quien la vea: es de esas películas que puedes considerarla una obra maestra sin discusión o una bazofia pretenciosa. 

Si bien es cierto al comienzo no es nada del otro mundo, su visionado mejora cada minuto que pasa, especialmente cuando el público espectador conoce aquel indescifrable e indescriptible lugar llamado Zona X. Amigos, cultos lectores, estimados cinéfilos, seres humanos en general, el final es una locura, de esos finales abiertos que pueden ocasionar infinidad de teorías, maravilloso.

Por otro lado, los efectos visuales y la banda sonora estuvieron a la altura de tremendo guion, delicioso y exquisito. El elenco estuvo de lujo, especialmente la pareja protagonista: Oscar Isaac muy sobrio y Natalie Portman precisa para su papel. ¡Gracias Neftlix por tremenda genialidad!

martes, 1 de agosto de 2017

Mary Shelley (2017)

Ninguna nominación al Oscar. 

Su visionado es una verdadera delicia. No es tan solo un sucio biopic de posiblemente una de las escritoras que a pesar de haber creado una obra maestra transcental, sea una desconocida más. Es una excelente representación de la Europa del siglo XVII, un mundo conservador, sumergido en el machismo e injusticia, en lo ridículo. Por otra parte, el romance se interpone ante el drama. Los diálogos cargados de los versos más hermosos jamás creados retumban en el odio del espectador, gracias a una Elle Fanning magistral que ya viene demostrando que ha superado a su hermana y con creces. El acentillo inglés es un plus en estos tipos de películas, elegante; mientras que la presencia de la por siempre Arya Stark (Maisie Williams) aunque corta fue refrescante y precisa. Luego de verla es imposible no comprarse Frankenstein o el moderno Prometeo, devorar ese libro y compartir el dolor, la miseria y todos los sentimientos y emociones negativas que surgió el monstruo como protagonista y la autora en la vida real.

lunes, 31 de julio de 2017

Deadpool 2 (2018)

Si bien es cierto aunque Deadpool en su primera entrega tuvo un villano nefasto y la historia carecía de sentido, aquel estilo único y quizá incomparable hacía que su visionado sea mejor valorado. Ese humor a veces negro y a veces ácido fue la fórmula infalible para que aquel desconocido personaje se robara las miradas y críticas de propios y extraños. Esta segunda entrega es más de lo mismo, un villano peor, una historia sin pies ni cabeza y el mismo estilo de chistes, que en muchos casos ni risa causaban. Es probable que lo mejor de todo no haya sido cuando comenzaban los créditos en la pantalla, si no las innumerables referencias a películas como Robocop, entre otras. No digo que fue un completo bodrio, pero realmente no supieron reinventarse y ofrecer algo diferente, mejor elaborado pero con el mismo estilo. Si me dieran una palabra para resumir todo sería mediocre. Solo sirve para pasar el momento, pero es de esas que son fácilmente olvidables a los pocos días. Espero que no haya una tercera entrega, eso de explotar un personaje a lo loco es una mierda. Ryan Reynolds ya sé que al igual que con Linterna Verde y Deadpool trucho de Wolverine Origins también te vas a arrepentir de esto.

domingo, 30 de julio de 2017

The Lost Boys (1987)

Ninguna nominacion al Oscar.

Divertida y fresca película que mezcla el mito de los vampiros con las bandas callejeras típicas de los años ochenta. Joel Schumacher da vida a los vampiros vagabundos más aputamadrados de todos los tiempos, especialmente al líder David (Kiefer Sutherland). De cierto modo sirve para dar un aire nuevo a las películas sobre aquellos entes demoniacos e inmortales, alejándose del terror y de las parodias, regalándonos una historia Fantástica. Como curiosidad, en Lethal Weapon aparece un cartel de cine de The Lost Boys cuando el dúo protagonista se enrumba a encontrar su auto policial.

sábado, 29 de julio de 2017

Office Space (1999)

Ninguna nominacion al Oscar.

Es una interesante crítica a la esclavización laboral que se vive en estos tiempos, en donde uno pasa casi todo el día en la oficina, sentado en su escritorio, desperdiciando su vida, trabajando en cosas que odia, a cambio de una remuneración económica que aunque en algunos casos es elevada, nunca llega a devolverte el tiempo empleado. Además del hincapié en aquellas personas que logran que su trabajo se apodere de su vida, que no piensen en otra cosa más que en su trabajo y lo infelices que se sienten, de los problemas que tienen ahí, en no vivir su vida propia y aunque sea en sus tiempos libres piensen en otra cosa y se dediquen a hacer algo que les guste, a pasarlo con su familia y amigos.

De seguro no es una obra maestra, ya que su ritmo no es regular, pero de que es una película más que buena y digna de recordar, lo es. La sátira empleada por Mike Judge en ciertos momentos es delicioso, especialmente al comienzo, la escena del tráfico vehicular es estupenda. Las actuaciones en general son muy buenas, en donde destaca la presencia de una joven Jennifer Aniston años después de su debut cinematográfico con aquella película de culto llamada Leprechaun y de su inesperada fama por la inmortal serie Friends.